sábado, 6 de febrero de 2010

El Soma y la realidad aparte.



Me he preguntado desde hace tiempo si hoy sería el mismo de no haber probado el LSD....ya han pasado unos 30 años y lo recuerdo como si fuese hoy.
No sabia nada del otro lado, solo de este y éste era el orden social y sus creencias, al tomarlo, mi conciencia pudo coger un punto de referencia a lo que intuía.

Fue sencillo, me fui con mi pareja de entonces y unos amigos a una bella playa del Atlántico, era invierno pero hacia buen tiempo.....
Al rato de tomarlo el lugar se transformo y el tiempo se paro, o dejo de tener importancia, no sé, pero comprendí en mi medida el como y el porqué de todo, tampoco sabia donde estaba pero me sentía integrado y en conexión con el universo...fui completamente feliz, no pensaba, solo sentía.

Pasado un tiempo regresé al mundo de todos los días....todo se volvió gris y una melancolía por lo perdido me acompaño durante mucho tiempo,...aun ahora añoro aquella experiencia que cambio mi vida, ya que fue el camino rápido al otro lado, eche un vistazo y regresé...
me sirvió para corroborar que existe una realidad aparte, aunque ahora el camino es a pelo y lento ...muy lento.

Que valientes esos hombres y mujeres en el viaje de la conciencia que dieron ese salto a lo desconocido sin importarles el resultado, pero abriéndonos la brecha, gracias de corazón.

16 comentarios:

Carmen García Suárez dijo...

Hay un abismo al final de toda puerta abierta.
Un abrazo

Camino a Gaia dijo...

No hay duda que al estado de disolución del propio yo se puede llegar por muchos caminos. El LSD tiene sus riesgos. Los místicos han buscado con ímprobos esfuerzos ese estado de conciencia. La meditación es una herramienta muy cercana que no tiene porqué estar condicionada por una creencia o confesión.
Como bien dices, permite conocer una perspectiva, la percepción de sentirse inmerso, de que formamos parte de un Gran Acuerdo y que nuestra existencia encuentra un sentido. La pérdida de esa perspectiva nos sume en la desorientación y la angustia.
No sé lo que sintieron los primeros astronautas que consiguieron ver la Tierra desde el espacio. Pero supongo que debió ser algo parecido

Fata Morgana dijo...

No sabes cómo te entiendo...

Mercedes Thepinkant dijo...

Es cierto que el camino "a pelo" es muy lento. Yo a veces desespero intentando acompasar mi ritmo.
Un beso

CHINCHU-LYN dijo...

Bueno bueno ya me están entrando ganas de tomar otro Lucy in the sky with diamonds, y ver qué pasa, ya que en su momento,,, al menos para mí, no pasó de ser una experiencia bastante loca en lo visual,,, pero en todo lo demás, la verdad es que no me ha dado que pensar demasiado. Aclaro que yo de espiritual, na, será por eso quizá. Igual me deleito con tus fotos. Llego desde fata.
saludos............

Jurema dijo...

Importantísima esperiencia vital!.
Un maestro al que añoro me dijo, que todos los seres humanos tendrían que tener aunque solo fuera una experiencia enteogenica en su vida.

Se de que estas hablando...

Un abrazo

jcaguirre dijo...

Si, una nota que se me hace de lo más familiar. Hay quien cre que es un mero tema de neuronas y que eso lo ¿explica?... Como si el cuerpo, el hombre y su experiencia no fueran parte de la vida y su Misterio...

RAB //. arte dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Conciencia Personal dijo...

Una realidad aparte, debe ser más que mágica. Será igual que con el peyote?

Un abrazo, Monique.

Eastriver dijo...

Este tipo de experiencias considero que deben ser afrontadas o con mucha suerte o con mucha madurez. Mi gran deseo es probar los hongos, me encantaría ese viaje, pero me da miedo pues uno nunca sabe. Pero es cierto que se puede regresar enriquecido de esa experiencia. Ya sé que no es lo mismo que tu experiencia, yo probé los ácidos cuando era joven, un día, de diversión, y desde luego no lo recomiendo porque lo único qu gané fueron alucinaciones absurdas, desinhibición y poco más. En cambio experimentar creativamente me gustaría aunque me da un cierto miedo.

Lucas Nahuel dijo...

Yo estoy intentando andar ese camino "a pelo" que mencionas desde la visiòn integrada del barbaro y del niño.
El barbaro afronta lo desconocido con ansias y con una preparaciòn fisica-psicica, que le da los pre-juicios necesarios para el encuentro con lo "màs alla". Esperando que estos prejuicios sean disueltos en una nueva substancia que integre la cosmovisiòn yà elaborada y las nuevas experiencias a punto de ser aprendidas.
El niño anda en este mundo con toda su plenitud, no espera ser, le es imposible visibilizar ese punto que està mas alla, porque transita sin problemas, y conoce el lenguaje matematico con el que Cantor danzo locamente, comprende el Aleph, y vive sin prejuicios la mutaciòn de su espiritu.

El LSD en mì, permitiò ver la voluntad que poseo, y disponerla a la sorpresa y la confianza.
Es asì como a poco de ser consiente de este estado, el yugo de la voluntad se transformò en un amor gozoso y libre, "a lo que vive en este mundo y en el infinito de los mundos.


Gracias a tu espacio.

tula dijo...

Carmen. gracias por pasarte, un beso.

Camino a Gaia. como racionalista empanado que soy , pude ver que no era un cuento, no se que camino hubiese tomado de no hacerlo.

Fata, Fata,........un beso.

Mercedes:...pero a veces o mirando hacia atrás que lejos quedó el inicio...nos pasa como al Lute, caminamos o reventamos.
un beso.

Chinchu, gracias por pasarte.

Jurema,...así es.
un abrazo.

Jcaguirre, La enorme confusión o miedo no favorece para nada la comunicación con los que quieren romper con la certeza de esta realidad, al final siempre Babel.

Monique, la vida ya es mágica de por si, ¿verdad?.

Eastriver, en mi opinión madurez o tener claro lo que quieres y el porque lo haces, es un viaje a otra realidad, no ir al cine.
un abrazo.

Lucas, interesante tu vision.
un abrazo.

Raticulina dijo...

Tula, yo te aseguro que no sería la misma si no hubiera experimentado con LSD y mescalina. Más que cambiarme, me corroboró que existía otra realidad que ya intuía pero que no podía apresar normalmente con mis sentidos.
Entiendo también tu melancolía de después, pero eso es como el amor, es mejor haber amado y perdido que no haber amado jamás.
Un beso

tula dijo...

Rat...así es,
por lo cual deduzco que las realidades aparte existen, y no por el LSD sino por el trabajo de uno día a día sin esperar recompensa, o dicho de otra manera, creer sin creer que sea posible.
..si, prefiero haber amado.
un beso.

Cuando Carlos Castaneda le pregunta a D. Juan, porqué a él le dio plantas de poder y a los otros aprendices no, D. Juan le contesto, .."que porque era un racionalista occidental con mucho ego y no creía que podrían ser posibles otras realidades, a los otros aprendices no les era necesario, eran indios e incultos así su "instrucción" era diferente.".

Teresa dijo...

Hola Tula!
Gracias por traerme a tu espacio. Me ha gustado recorrerlo disfrutando de sus palabras y el poderoso mensaje de las ilustraciones tan bonitas que eliges. Te visitaré.

Un beso!

m.eugènia creus-piqué dijo...

No se decirte si es una alegría o una desgracia, pero no pasé nunca por estos trances, en mi época no estaban de moda, un día me dieron a probar un porro estando de vacaciones en una isla paradisíaca diciendome lo bien que me iba a sentir, mi amiga que viajaba conmigo y yo lo probamos y no nos hizo ningun efecto,jajaja, nos quedamos igual que antes, nunva más he probado nada ni me lo han ofrecido.Besos.