sábado, 26 de marzo de 2011

Vida



  Esta tarde:
fuerte viento,
 nubes brises y poderosas,
 agua salada, espuma,
 mucha espuma,
 grandes olas,
 gaviotas sorteando las ráfagas del vendaval,
 ostreros pico al viento y pegados a las rocas....
Los erizos esperan en la charca el oxigeno de la marea...son las estrellas
en las pozas.
   El Sol se pone y el crepúsculo nos cubre con su manto,
 la noche avanza,
 no hay Luna.
  Esta bien sentirse vivo.

6 comentarios:

Fackel dijo...

Tal vez esa sea, Tula, la verdadera espuma de los días. Sentirnos vivos y con ganas de seguir estándolo.

Camino a Gaia dijo...

Lo que somos y lo que tenemos está en la vida. Descubrimos que somos la enésima repetición de un proceso encantado y fractal.

Adriana dijo...

está muy bien sentirse vivo, si :)

Inuk dijo...

Me gusta verte así, alzado y tremendo como el cielo tempestuoso que nos acecha de lluvia.

Un beso enorma desde mi hierba

José Antonio Fernández dijo...

Me atrae el título del blog y me gusta el contenido!

Aquí me quedaré... dijo...

Está bien sentirse vivo. Está bien.

Un abrazo