sábado, 20 de noviembre de 2010

Por ejemplo...



"No es saludable estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma"
J. Krishnamurti.

Supongo que es cuestionable pero da mucho que reflexionar.

11 comentarios:

emejota dijo...

Es directamente proporcional al sufrimiento por incomprensión que pueden sufrir muchos niñ@s o personas que nacen con una capacidad mental (C.I.) muy por encima de la media. Y lo terrible es que si lo dices o te haces notar se molestan o directamente te insultan (que conste que no es mi caso, pero como ex-profe conocí muchos) y te esfuerzas por pasar desapercibido para sufrir lo menos posible. Un fuerte abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Y es terrible no ser capaz de adaptarse (precisamente por lo que apunta Emejota)

Fackel dijo...

¿Qué será que me recuerda el símil de la manzana podrida que contagia a otras manzas? Solo que a la inversa, según Krishnamurti. Sería el cesto lo que está podrido. No sé. ültimamente oteo mucho pesimismo por estas navegaciones. Pero sí, reflexionemos sobre la dinámica. Esclavos del Mercado, que ha alcanzado en Occidente las tasas más extremas, interviniendo en nuestras vidas y comportamientos hasta límites insospechados, ¿es posible aún una salida? Tengo mis dudas.

Un abrazo.

Ahab dijo...

No nos queda más remedio que adaptarnos. Pero eso sí, lo necesario, sólo lo necesario

abrazos

RAB //. arte dijo...

La libélula, mi animal de poder...
del resto ya no te digo nada :)
Besitos

Mercedes Thepinkant dijo...

Te adaptas lo justito para sobrevivir sin tener que renunciar a lo básico. Vas trampeando, cediendo y estirando de aquí y de alli, sin que se note demasiado. Pero la cuerda se va tensando, el punto de equilibrio se va descentrando, no te das cuenta hasta que de repente, un día, no te reconoces.

Un saludo

Say dijo...

Desde luego que no es saludable adaptarse a una sociedad enferma. Es como adaptarse a los malos tratos, al hambre, a la perversidad mercantil...
Los que no se adaptan, sobreviven en la sombra, arrinconados, al margen. Esta sociedad ni quiere cambiar ni va a dejar espacio para nadie que no alimente su sistema-ciénaga.

Un abrazo

Ofelia dijo...

Y no estar bien adaptado tampoco es saludable.
Lo mires por donde lo mires, el planeta Tierra es un lugar difícil.
Pero intentamos crear. Aunque sólo sea por esto, vale la pena.
Un abrazo***

merce dijo...

Tanto que reflexionar,
tanto que discernir...!!!


Un abrazo Tula

Paula dijo...

En un mundo donde la normalidad es la enfermedad a veces hay que prescindir de la salud para conservar la vida...

Acabo de descubrir tu blog y seguiré leyendo.

Saludos!

Paula

Stalker dijo...

Terrible verdad que le quemaría las alas a la libélula.

Nuestro deber es inventar, crear alas nuevas,

abrazo