domingo, 18 de abril de 2010

La oportunidad de tener una oportunidad y la muerte como consejera.




¿Cuantas oportunidades puede tener un ser para conformarse en lo que és,
un ser consciente?,... pienso que una: ésta.

Y depende de nosotros aprovecharla o disiparla distraídos por el ruido o arrullo del orden social, que nos arrastra en la dirección opuesta alejandonos de lo importante, nuestra verdadera conexión con el espíritu.

En este universo sin final, ni principio, solo intensidades, que extraña conjunción cohesionó ...a tí, a él, a mí, es un misterio... como la vida en si misma.

La vida puede parecernos un viaje muy corto o muy largo, pero lo que si es seguro,
es la oportunidad que no se repetirá jamás, de nosotros depende el resultado.
Personalmente le he preguntado a mi muerte que opina, y como buena consejera me ha dicho, que de momento no me ha tocado.

(Esta mañana paseando entre robles me acordé de mí.)

20 comentarios:

carmensabes dijo...

Vaya, yo también cuando siento debilidad y la tristeza me abruma, pienso, si sólo se vive una vez... ¿porqué lamentarse por insignificantes espinas que lastiman nuestro espíritu?.
Y llego a la conclusión que el dolor y la alegría forman parte de la felicidad, la tristeza también.

Genial la foto de Dolron.

Besos

Camino a Gaia dijo...

Como bien dices Tula, es nuestra oportunidad, la ocasión no solo de contemplar el cuadro, sino la dejar nuestras pinceladas en él.

PÁJARO DE CHINA dijo...

Todo el texto es exacto y tus líneas finales ... refulgen. La foto destila una melancolía que no se acaba. Un abrazo fuerte y gracias por estar siempre conmigo, en la ruta.

Sí es lo que parece dijo...

Tula, me ha encantado esta entrada tuya.

A diario me dedico unos segundos para detenerme y reflexionar sobre este mismo tema, sólo tenemos una vida, de la cual desconocemos su duración, sólo una oportunidad para disfrutar de lo que se nos ha regalado y no puedo consentirme desperdiciar ni un minuto lamentándome por lo que sea.

Es muy importante reencontrarnos, hablarnos y escucharnos a nosotros mismos....creo que es una muy buena forma de sacar provecho a este viaje esperemos que largo y bello.

Saludos

mariajesusparadela dijo...

Para pensar.

Say dijo...

Vivir. Conscientemente. Ahora o nunca.

Fluir...

Un beso

Aquí me quedaré... dijo...

Para VIVIR...
Un abrazo

Mercedes Thepinkant dijo...

Precisamente por este universo sin final ni principio que nos da la oportunidad de vivir y de aprender viviendo estamos aquí. Pero no estamos aquí ahora, sino que estamos aquí sin final ni principio, somos universo nosotros también. Lo que nos parece una vida es solo un fotograma de la película. Llevamos muchos rollos de película equivocándonos, repitiendo escenas, aprendiendo. Lo que pasa es que no somos conscientes. No hasta que nos atrevamos a descorrer el velo de maya. Hasta entonces seguiremos repitiendo, por miles de vidas, los mismos errores.
Un beso

tula dijo...

Carmen: sí, somos todo eso y más.
un beso.
Camino a Gaia:
interrelación , conexión, simbiosis, empatía, pasión....somos los artistas.

Pájaro: me encanta que vueles por aquí.
un beso.

Si es lo que...:
está bien lo que dices del reencuentro, hablar, escuchar...suena bien.
un beso

Maria Jesús:
ya estoy en tu tierra, nos vemos en cuanto pueda.
un beso.

Say:
!venga!, que fácil y que difícil ¿verdad?
un beso.

Aquí me quedaré:
La Luna crece aunque cree que mengua.
un beso.

Mercedes:
sí, todo es cuestión de sintaxis, lo interesante es moverse entre ellas.
un beso.

Raticulina dijo...

Es ese misterio lo que me mantiene aún por aquí.

Un beso.

Teresa dijo...

La vida sucede ahora, fluyamos en su río de un instante al siguiente, paladeando y disfrutando de su danza a cada instante, presentes en el amor.

Un beso, Tula.

Fata Morgana dijo...

Sólo se trata de un cambio de forma, de traje, de vestido... y lo que se espera de nosotros es que aprendamos a disfrutarlo, me parece. Habrá muchos más sneffels en el futuro. Habrá que sentarse a celebrarlos mientras la ceniza cae sobre nuestros capullos y nos convertimos en mariposas. :+

Ramon.Eastriver dijo...

Es muy importante el uso que hacemos den uestro tiempo. Plantearse eso nos hace más sabios.

tula dijo...

Rat:
si, ese misterio nos mantiene vivos, es la esperanza, porque siempre supimos que solo son diferentes intensidades, no principios ni finales así mientras tanto aguardamos lo mágico.
un fuerte beso y un gran abrazo.

Teresa:
fluir, fluir..y sentir., es cierto.
un beso.

Fata:

Es cierto, somos mariposas, y como tales a veces nos ciega la luz...
pero...luz...más luz.
Tienes verdad en tus palabras...
un beso.

tula dijo...

Ramon:
Me contaban un cuento de pequeño que me ponía los pelos de punta...
era la historia de un ovillo de hilo, que le regalan a un niño.
Si tiraba del hilo iba hacia su futuro y él, que quería saber, se puso a tirar para ver lo que le iría pasando...cuando se dio cuenta tenía poco hilo y lo quiso rebobinar, el problema fue que era muy viejo y con mal pulso....
solo tenemos un ovillo.
un abrazo

Conciencia Personal dijo...

Vivir sin olvidarnos de nosotros mismos, hoy tus caligrafías me saben a sabiduría. Agradecida estoy.

Monique.

Aquí me quedaré... dijo...

El cuento asusta un poco.
La vida misma.

Un beso

Inner Silence dijo...

Es inevitable ser consciente, el problema está en que a veces la consciencia de las cosas la tenemos demasiado tarde.

Me gusta el mensaje propio que he sacado de tus palabras: La vida como un viaje que hay que aprovechar, y dejar las cuestiones trascendentales que nos quedan muchas veces fuera de lugar para cuando toque tratarlas, o en caso de pensar sobre ellas que sea de modo positivo.

Saludos

Carlota dijo...

Gracias por este precioso texto. Me toca el alma. Besos.

Portinari dijo...

Cuadro de sombras. Texto de resquicios de luz.